Azafatas revelan las 3 Mejores Técnicas para tener sexo en un avión

Hacer el amor en la cabina de un avión es una fantasía erótica recurrente, pero es bastante más difícil de llevar a cabo de lo que parece. Pertenecer al Mile High Club, la selecta (e imaginaria) sociedad que aglutina a todos aquellos que han practicado sexo en un avión, requiere sigilo, discreción y, claro está, mucha cara.Los auxiliares de vuelo se enteran enseguida de que alguien pretende mancillar su avión, y es una actividad que no suelen pasar por alto. Aunque hacer el amor no es algo que esté expresamente prohibido en los códigos de seguridad de los aviones, el acto puede ser ilegal en función de la legislación del país de origen o destino del vuelo y, también, del espacio aéreo en que se encuentre la aeronave en el momento del suceso. Y, al margen de esto, es algo que puede molestar al resto de pasajeros y que no da muy buena imagen a la aerolínea.

Técnica 1: Empieza a discutir con tu amante. Monta un numerito por cualquier cosa, lo importante es que parezca real y sea un poco escandaloso (no hace falta que se entere todo el avión, pero sí las azafatas y las filas de al lado). Di algo especialmente ofensivo que haga que la otra persona se levante y se vaya. El ofendido se va corriendo al baño haciendo que llora y se encierra.El que se queda en el asiento espera unos minutos y, visiblemente afectado, se acerca al baño a pedir perdón. La persona que está en el baño abre la puerta y le dice al otro que pueden seguir discutiendo en el baño para no molestar al resto de pasajeros. Haz el amor en el lavabo mientras el resto de gente piensa que sigues discutiendo (trata de que no hacer ruidos identificables, claro).

Técnica 2:Reserva un vuelo nocturno corto: aquellos que salen por la noche y llegan al destino a primera hora de la mañana. Escoge los billetes en la misma fila de tres asientos pero escogiendo el pasillo en la ventanilla. Si tienes suerte, el asiento del medio quedará libre. Espera a que pase la comida y apaguen las luces de cabina. Vigila las luces en la parte delantera del avión. Cuando se apaguen, prepárate para la acción.Tumbate junto a tu amante en la fila de asientos y tápate bien con una manta. Trata de traer una de casa: las que ofrecen en los aviones no son lo suficientemente grandes para taparos a los dos. Hazlo. Lo mejor es que escojas una postura en la que parezca que estáis durmiendo, claro. A nadie le importará demasiado lo que estás haciendo con tal de que no hagas ruido.

Técnica 3:La posibilidad de ocupar tres asientos es casi inexistente en la mayoría de vuelos internacionales así que tendrás que tratar de hacerte fuerte en el baño. Eso sí, espera a que caiga la noche y la mayoría de los pasajeros estén durmiendo.

Reserva un asiento cerca de los baños del medio de la cabina. Espera a que los auxiliares de vuelo tomen su descanso. Esto ocurre tras el primer servicio de comidas. De nuevo, vigila las luces en la parte delantera del avión, cuando se apaguen llega el mejor momento para actuar. Que estén descansando las azafatas no significa que también estén descansando los pasajeros.

Tienes que esperar a que los baños dejen de tener movimiento, cuando la mayor parte de la gente está dormida. Esto ocurre normalmente a partir de las tres o cuatro horas de vuelo. Cuando haya un baño libre tómalo con tu pareja y enciérrate. Intenta hacerlo sin montar demasiado alboroto.

¿Te atreves?

Con información de El Confidencial.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
0

LLAMA SIN COMPROMISO PARA CUALQUIER PREGUNTA O INFORMACIÓN

Teléfonos en Monterrey: (81) 1103 1191 / En Guadalajara: (33) 4737 5205 / En CDMX: (55) 3640 9880

 

Diamante Feromonas © Copyright Todos los Derechos Reservados.

Monterrey, Nuevo León, México.