El sexo cura mientras no existan miedos al hacerlo

Cuando tenemos sexo placentero y relajante se liberan en nuestro flujo sanguíneo las endorfinas, mismas que generan el placer y actúan como un calmante curativo para nuestro organismo. Pero, si llevamos a cabo la práctica con miedo puede que la relajación y el placer se repriman.

Una encuesta realizada dio como resultado que el principal miedo que puede surgir durante el acto sexual es que haya dolor en alguno de los involucrados, y para evitar esto sexologos recomiendan la utilización de buenos lubricantes, ya sean comestibles, multiorgásmicos, retardadores, térmicos o con sabores, pues brindaran la seguridad que la pareja requiere y así conseguirán desestresarse.

Practicar sexo una vez a la semana disminuye el riesgo de padecer enfermedades del corazón en un 30%, refuerza el sistema inmunitario, ayuda a controlar la presión sanguínea, reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata y ayuda a controlar problemas como el insomnio y el estrés. ¡A tener sexo pero si miedo!

Entradas destacadas
Entradas recientes