Las Feromonas  son volátiles y al ser esparcidas por el aire llegan a ser captadas por el  Órgano Vomeronasal (OVN)  situado en el hueso vómer, entre la nariz y la boca. Conectado por terminaciones nerviosas con el Hipotálamo, las neuronas censoras del OVN detectan distintos compuestos químicos,
única y exclusivamente Feromonas, que al ser enviados al cerebro
producen impulsos y cambios hormonales y biológicos básicos.

 

Hoy en día emitimos muy pocas feromonas ya que la mayoría de estas son eliminadas al bañarnos diariamente y adicional a ello son ocultadas por el desodorante, cremas para la piel o incluso colonias y perfumes eliminando así toda posibilidad de ocasionar un efecto biológico en la persona del sexo opuesto. Aplica estos productos directo en la piel, en partes claves en el cuerpo que garantizan un mayor efecto. Empezarás a notar cambios en el comportamiento
de las personas del sexo opuesto hacía ti. Volverás a regular
las hormonas naturales que debe emitir tu cuerpo.

 

 Las Feromonas también ayudan a socializar mejor,
formar
liderazgo y no pasar desapercibido a donde vayas.